Matrimonio

“La alianza matrimonial por la cual el varón y la mujer constituyen entre sí un consorcio de toda la vida, ordenado por su misma índole natural al bien de los cónyuges y a la generación y educación de la prole, fue elevada por Cristo Señor a la dignidad de sacramento entre bautizados. Las propiedades esenciales del matrimonio son la unidad y la indisolubilidad que en el matrimonio cristiano alcanzan una particular firmeza por razón del sacramento” (Can. 1055 y 1056)

Por favor lea con atención este instructivo. El mismo trata de brindarle con claridad cualquier información que usted desee obtener con respeto al sacramento del Matrimonio.

¿Para quién es el sacramento de Matrimonio?

El Sacramento del Matrimonio deben recibirlo aquellas personas de fe que quieren, que DIOS bendiga el amor del uno por el otro y crean en lo que la Iglesia enseña al respecto.

Propiedades fundamentales del sacramento

Este sacramento tiene dos propiedades fundamentales: la unidad y la indisolubilidad. En otras palabras, no existe divorcio posible una vez que se haya contraído matrimonio eclesiástico, debiendo existir una absoluta fidelidad del hombre para con la mujer y de la mujer para con el hombre.

Consideraciones importantes

  1. La decisión debe ser un acto libre de la pareja. Por lo tanto, son los novios quienes deben presentarse al despacho parroquial para solicitar el sacramento, no deben hacerlo los padres, ni ningún otro familiar. No hay nada más preocupante que ver una suegra tomando todas las decisiones en las actividades referidas al inicio del matrimonio de un (a) hijo (a). Por otra parte la insistencia de las mamás en lo referente al matrimonio de sus hijos, pueden prestarse a malos entendidos.
  2. El hecho de estar esperando un hijo no es motivo para contraer matrimonio, generalmente los que se casan motivados por esta circunstancia, fracasan. Aprendamos a ser libres y a no vivir de las apariencias. Pensemos en el futuro de nuestros hijos más que en el “qué dirán”. En estos casos es mejor tener primero el hijo y posteriormente en una misma ceremonia realizar el matrimonio y el bautismo.
  3. El matrimonio eclesiástico debe estar abierto a la paternidad y maternidad responsable.

Para abrir el expediente

A. Para que el matrimonio sea efectuado en esta parroquia alguno de los novios debe estar residenciados en la misma. De no ser así, se debe abrir el expediente en la parroquia del novio o de la novia con la autorización correspondiente para poder contraer matrimonio en nuestra comunidad parroquial. Lo ideal es que los novios se casen en su Parroquia.

Si los contrayentes viven en el exterior deberán abrir su expediente en el país en el cual se encuentran y traer la delegación dirigida a nuestra Parroquia María Madre del Redentor.

B. Para abrir el expediente matrimonial, los novios deben presentarse al despacho parroquial, al menos con 6 meses de anticipación para verificar la disponibilidad de fechas.

A la brevedad posible deberán traer los siguientes requisitos para el expediente matrimonial:

  • Fe de Bautismo actualizada con no más de seis (6) meses de vencimiento, de cada uno de los contrayentes.  Si la Fe de Bautismo es de otra Diócesis (exterior o interior del país) debe ser visada en la Cancillería de la respectiva Diócesis.
  • Una foto de frente, tamaño carnet, de cada uno de los contrayentes.
  • La entrevista con el párroco será previa cita, personalmente por el Despacho Parroquial, de 3:30 pm a 6:00 pm.  El día de la entrevista deben traer la Fe de Bautismo, las fotos tipo carnet y dos (2) testigos mayores de edad por cada uno de los contrayentes.  Los testigos no pueden ser familiares (padres, abuelos, tíos, hermanos, entre otros).
  • Curso pre-matrimonial: en esta parroquia no lo realizamos; deben hacerlo en otra parroquia y traer el certificado.
  • Acta de Matrimonio Civil: se incluirá en el expediente después de haberse efectuado.
  • Cualquier otro requisito se fijará de acuerdo al caso.
  • El arancel será cancelado el día de la entrevista con el párroco. Formas de Pago: Efectivo, transferencia o tarjetas débito o crédito. El monto a cancelar se informará ese mismo día.
  • La decoración de la Capilla corre por cuenta de los contrayentes.

Nota importante: Más allá de las propiedades y cualidades que tiene este hermoso Sacramento, hay una que destaca sobre todas, esta es EL SERVICIO. El matrimonio es una unión en la cual ambos cónyuges se entregan mutuamente el uno al servicio del otro.